No es azul el mar

IMG_1260

No es Azul el mar,
ni vástago el tiempo.

No grita el silencio,
existe el silencio.

La palabra es roca,
lápida sin nombre
en el cementerio.

Se sonríe la muerte,
– ya tiene nombre,
ya tiene dueño.

La soledad ha vuelto,
y yo de entre los muertos

                                                                 Mj Sierra
                                           

 #ReCordis #VuelosPlumaAlAiredeTi
#MiMar #NOesAzulelMAr

Amén

tormenta
Tormenta, by Mj Sierra

 

Amén, Mj Sierra
#VuelosPlumaAlAiredeTi

Que regrese el otoño
con sus nubes de plata
y los campos se tornen
de ocres y naranjas,
de caminos repletos
de hojas secas
y versos de poeta.

Que vuelva la lluvia
con sus velos y grises
cargada de finos aromas
a verde yerba,
a canela en rama,
a barro y tierra.
A tierra.

Que revienten los cielos
de rayos y truenos
y se cubran de sinfonías
interpretadas a un solo tempo;
que las notas giren, ¡que dancen!
y compongan el firmamento
sobre un mundo nuevo
azul como mi mar,
libre como mi viento.

Que se caigan los besos
en el aire guardados
¡todos los besos!
Y al calor
de dos bocas sedientas
se quemen los cuerpos.
[Me basta un roce,
me sobra el tiempo].

Que se mueran los necios,
que se acaben las guerras
y las sonrisas vuelvan
con sus flores blancas,
con sus manos abiertas.

Que no me espere el invierno
que no me espere, que yo,
hasta que tú no vuelvas,
aquí me quedo.
Que no, amor,
¡que no regreso!

 

La Luz Prodigiosa

++++

Maravilloso canto a Federico, en la voz de Dulce Pontes,  música del compositor italiano Ennio Morricone.  Luz prodigiosa es un fragmento de la obra teatral Bodas de sangre, que ya cantara Camarón de la Isla en La leyenda del tiempo (1979) bajo el título Nana del caballo grande.

Esta entrañable nana fue incluida en la banda sonora de la película del mismo nombre del director Miguel Hermoso, estrenada en 2003. En su trama se fabula con la hipótesis de que García Lorca no muriera frente al pelotón de fusilamiento y construye así un canto a la solidaridad y al amor alrededor de la figura mítica del poeta asesinado durante la Guerra Civil Española.

Imagen de previsualización de YouTube

Nana, niño, nana
del caballo grande
que no quiso el agua.

El agua era negra
dentro de las ramas.
Cuando llega al puente
se detiene y canta.
¿Quien dirá, mi niño,
lo que tiene el agua
con su larga cola
por su verde sala?
Duérmete, clavel,
que el caballo no quiere beber.
Duérmete, rosal,
que el caballo se pone a llorar.

Federico García Lorca

Nocturnia

nocturnia palacete

Sobre el viejo torreón
del palacete
cae limpia y clara la noche.
Las primeras lunas llenas
de verano
llegan,
como cada año,
iluminando los besos
de los enamorados.

Aquí no hay mar,
ni orilla,
ni olas que acunen
mi llanto.

Entre los árboles
se alza mi fiel vigía.

Cuando la noche
atraca en mi puerto
de luces urbanas,
bloques de cemento
y hormigón armado
de silencios,
solo él reconoce
entre los últimos cantos
de los pájaros
mi lamento.

Hoy mi mar anda lejos.

MjSierra ‪#‎VuelosplumaalAiredeti‬

Poetas con poemas, Alejandra Pizarnik

afuera hay sol, lorena avelar

 

Afuera hay sol. 
No es más que un sol 
pero los hombres lo miran 
y después cantan. 

Yo no sé del sol. 
Yo sé la melodía del ángel
y el sermón caliente
del último viento.
Sé gritar hasta el alba
cuando la muerte se posa desnuda
en mi sombra.

Yo lloro debajo de mi nombre.
Yo agito pañuelos en la noche
y barcos sedientos de realidad
bailan conmigo.
Yo oculto clavos
para escarnecer a mis sueños enfermos.

Afuera hay sol.
Yo me visto de cenizas.

 

Alejandra Pizarnik
La jaula, de Las aventuras perdidas