Se apagó la llama de tu infierno

 

Desde hoy, el infierno desaparece, así lo has decidido. Sin preguntar, sin esperarlo, sin echar ninguna instancia. Te has llevado la llave contigo, para siempre. No has contando con nadie ¡con todos los que somos!  Te has largado, sin más. Nos has vuelto a dejar a todos con la boca abierta, pero esta vez lo has hecho sin decir palabra. Este microrrelato tuyo no me gusta nada.

!No es justo Luismi! La has jodido, esta vez la has cagao.

Se me nota ¿verdad? Me has cabreado. Estoy llena de rabia, por el sinsentido a veces que nos muestra la vida, ! con lo que tú la amabas! Sí, sí, no lo niegues¡ No me contradigas como siempre¡ …Ahora te jorobas, has dejado de ser demonio y llevas alas, y estás vestido de blanco, y suena música celestial en vez de Los Ángeles del Infierno! aunque no creyeras, !me da igual¡

¿Por qué?  Hoy todos nos lo preguntamos. Pensé que era una de tus bromas, un experimento tuyo, otro truco de magia….la magia….Estabas lleno de magia, de luz infernal. Encendías la llama cada día. Hoy se ha apagado, para siempre. Te estás partiendo el culo desde allá arriba, lo sé. La momia y tú !qué jodido eres! ¡Pero cuánto te queremos!

!Cuánto te extrañamos ya y tan sólo acabas de irte!

Y ahora ya, ¡vete, lárgate, fuera, déjame en paz con mi silencio, con mi tristeza, con mi llanto…!

…hace frío Calavera….

 

M. J. Sierra

5 comentarios sobre “Se apagó la llama de tu infierno”

  1. Gracias Rigoletto, la pérdida de alguien querido siempre duele, y más si se le suma su juventud, sus ganas de vivir y hacer cosas, y lo inesperado y sorprendente de su partida. Quedan las letras para vomitar sentimientos..

    Un abrazo, desde el Sur

  2. Os acompaño, amigos, en este sentimiento tan malo, parece algo tan extraño que una persona se vaya así, sin más, como bien dices en tu escrito de protestas Perseida. Ojalá exista un «cielo» y él y Nofret estén allí.

    abrazos

  3. No tengo palabras Piedra, estas que escribí fueron de rabia contenida esta mañana al enterarme de su ausencia física, ya eterna. Quedará para siempre en nuestros corazones. Un abrazo enorme, desde este Sur hoy tan triste

  4. Un dolor tan grande, y van dos. Da susto esta racha, es cierto que te quedas un poco más solo. Perdí Algo para Contar y a hora el Andurrial se queda huerfano.
    Abrazos
    Piedra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *