Septiembre, caricia de sal

Desembocadura del Tajo  por ti.

Desembocadura del Tajo, Lisboa
Mj Sierra

*******

Leo despierta sobre tus ojos.

Apenas se me duerme la mirada

para perderse en un sueño

de gaviotas y agua salada.

En la distancia percibo los delirios

que acosan sin mesura tus vientos,

alando el espacio, el tiempo a deshora.

Sobrevivo

en el rescoldo estancado

de una brisa que acaricia cada paso

que conquisto sobre tu piel mojada.

Me impregno de tu olor,

de los días que pasan sin llegar

y abruman con silencios las palabras.

Mi pecho resbala sigiloso

por las sombras de tu espalda.

Dejo que me pintes

con la sal que alimenta tus deseos.

Cada instante se desliza hasta el final

en el barranco de mis temores y miedos

como dos gotas de agua sobre un cristal plano,

casi inmaculado, eclipsado por la luz

que despierta implacable mis sentidos.

Septiembre completa el espacio

que se ahueca en mis entrañas.

Afuera, la tormenta se desata.

M. J. Sierra

2 comentarios sobre “Septiembre, caricia de sal”

  1. Lo escribí hace tiempo Rigoletto,…Calificar de literatura mis letras es todo un honor viniendo de ti. Gracias, me encanta que te gusten mis letras. Siento no subir más a menudo entradas, pero son tiempos dificiles. Te sigo, gracias por todo. Un saludo, desde nuestro Sur!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *